sábado, 8 de marzo de 2014

GRACIAS A ELLAS

Por Damián Javier Lazota
Aunque puedo sospecharlo, desconozco el momento en que la mujer pasó a convertirse en objeto del hombre. En la Grecia de Platón las mujeres ya estaban condenadas a ser el vientre de la humanidad. 2400 años más tarde hay insinuaciones de cambio.

Intentar viajar más lejos en el tiempo parece en vano. La fuerza del hombre marcó la obediencia histórica de la mujer por miles de años y nuestra cultura se fundió con ese estigma que tanto cuesta revertir.

En la música de hoy hay dos mujeres con las que crecí y me formé como persona. Una por sus letras y otra por sus interpretaciones. Y ambas por su potencia.

Cuando se menciona a María Elena Walsh y Mercedes Sosa, necesariamente debemos pensar en dos mujeres que han marcado el ideario cultural argentino de al menos estos últimos cincuenta años. Ellas son parte de una forma de pensarnos. María Elena por describirnos y Mercedes por acentuar esa descripción como ninguna.

En el día internacional de la mujer y con el deseo de abolir los días de... los invito a recorrer esta entrañable música que sin dudarlo nos elevará a lo más profundo de nuestro reflexivo ser.

Para terminar me apropio de las palabras del doctor Alfredo Grande, un gran pensador y contemporáneo argentino; 

“No festejamos un día. Homenajeamos en un día las luchas de décadas por la emancipación de las mujeres que combaten al patriarcado sin resignarse a las sobras de ningún banquete.”