domingo, 2 de marzo de 2014

UN MÉDICO A LA IZQUIERDA

Por Damián Javier Lazota
Lejos de evocar al Dr. Raúl Alfonsín y jugando con sus palabras en aquellos aclamados discursos preelectorales de 1983, pareciera que finalmente el destino político de nuestra Argentina lo comienza a escuchar.

El hombre fuerte del socialismo argentino, quien en octubre de 2011 saliera detrás de la actual presidenta, es sin dudarlo el candidato no peronista con mayores posibilidades de llegar a la presidencia en 2015 y sus adversarios políticos lo saben.

Todas las reuniones por él convocadas tienen un marco a destacar. Una importante concurrencia de militantes socialistas y no socialistas -no acarreados-, más socios políticos de diversos partidos del ala progresista -en su mayoría radicales dentro y fuera de la UCR-, suelen dar color a los actos del oriundo de Rafaela.

Hermes Binner supo construir su liderazgo con acción política, con gobierno, con hechos, primero en Rosario como Secretario de Salud Pública, luego como concejal para terminar como intendente por dos períodos consecutivos para más tarde llegar a la gobernación de su provincia, Santa Fe, convirtiéndolo en el primer socialista en ocupar ese cargo en la república Argentina.

Está demás destacar que en las elecciones del último 27 de octubre los santafesinos le dieron un importante respaldo en las urnas, siendo la segunda mejor elección en las provincias que superan los dos millones de electores.

En ocasión de su visita a Santa Rosa -La Pampa-, en la Conferencia Política Regional Patagonia del Partido Socialista pude corroborar respecto de su anterior visita a Viedma -en apoyo a la candidatura a intendente del presidente del PS de Río Negro, Juan José “Tatu” Tealdi-, que Hermes Binner no sólo mantiene sino que refuerza su vocación por construir un espacio a nivel nacional que de respuestas a un vasto sector de la sociedad que aclama un cambio.

En consonancia con la militancia del Partido Socialista rionegrino, se ve con agrado que el máximo referente del PS nacional -de gran valor en la campaña del Frente Progresista de Río Negro-, de señales claras de respeto al ambiente y a la explotación racional de los recursos naturales donde la sociedad tenga una activa participación en los actos de gobierno.

2015 se muestra con expectativas de cambio a nivel nacional y provincial. El rumbo está marcado hacia una nueva forma de hacer política. De todos sus actores dependerá llegar con éxito a las próximas elecciones con posibilidades de llegar al gobierno para finalmente hacer realidad los sueños de Justo, Palacios, Boero y Bravo.